Víctor Puebla. Un tipo que se dedica al marketing

Muy fan de los negocios unipersonales.

Me gusta llamarlos One Person Company, suena mejor que ser un autónomo pelado.

Un negocio unipersonal, con una buena idea de negocio (no hace falta innovar nada revolucionario, simplemente algo que funcione) y una estructura sólida, puede llegar a ganar más, mucho más, que varias pymes juntas. 

Una manita de marca personal, un buen sistema para captar clientes de calidad y organización para dedicarle tiempo a tu propio negocio y no sólo al de tus clientes, son los ingredientes perfectos para que puedas vivir de maravilla con tu negocio sin necesidad de tener que vivir esclavizado. Si yo he podido, que soy un desastre, tú segurísimo que también puedes.

Soy Víctor Puebla, diplomado en marketing por una escuela de negocios (donde no aprendí absolutamente nada de marketing) y hace unos 16 años empecé a trabajar por mi cuenta. 

He trabajado para muchas empresas de todo tipo pero siempre he tenido debilidad por gente como yo, emprendedores que salen todos los días a la calle a pegar barrigazos. Gente con buenas ideas de negocio y muchas ganas de trabajar y comerse el mundo. Ahora ayudo a gente así a dejar de ser un autónomo esclavo a convertirse en un One Person Company.

El mal.

Todos empezamos con gran ilusión, pero la necesidad aprieta y el miedo, aunque no te des cuenta, se va apoderando de ti poco a poco. Cuando ha pasado poco tiempo estás trabajando 12 ó 14h diarias. 

Los clientes se aprovechan de tu necesidad y te ocupan todas las horas del día mientras tu negocio va quedándose atrás poco a poco como el perrillo que corre detrás del coche mientras la niña lo alejarse por el cristal de atrás… 

Te llega para pagar los gastos y algo para salir a cenar un día e irte a la playa de bocadillos. Pero poco más. Te has acostumbrado a la mierda y te sientes cómodo en ella, de manera inconsciente sabes que no puedes ir más para abajo así que te relajas. 

Te relajas pero te jode no poder hacer más cosas o cambiar el coche, reformar el baño de casa o tener que decir todos los años que al siguiente te irás de vacaciones. Estás cómodo en la mierda pero no te gusta la vida que llevas.

Tú lo que quieres es vivir de puta madre, no te engañes.

Tú no quieres ser un líder mundial, ni un referente, ni has venido a cambiar el mundo. Tú lo que quieres es tener mayor poder adquisitivo, más libertad… En resumidas cuentas, tener la mejor calidad de vida posible para ti y para los tuyos. ¿O no?

No te preocupes, hay luz al final del túnel. Aunque puede interpretar de dos formas: la que ha encendido San Pedro para que no te tropieces de camino al purgatorio o la luz del final del sufrimiento.

Si es la del final del sufrimiento es porque has decidido dar un paso al frente y ponerle solución a los problemas. Has decidido cambiar y salir de la zona de confort donde estabas a gusto rebozándote en la mierda.

Sí, hay luz. La situación se puede revertir. Como te he dicho: con una manita de marca personal, un buen sistema para captar clientes de calidad y organización para dedicarle tiempo a hacer crecer tu negocio puedes conseguir cosas como:

Pero.. ¿Cómo?

Lo primero que puedes hacer es suscribirte a mi lista donde hablo de cómo conseguir estas cosas todos los días. En mi lista es el único sito donde comunico novedades y por el que puedes acceder a contenido exclusivo que no comparto en ningún otro sitio. Aquí abajo te dejo la cajetilla para que te suscribas. Además te regalo un ebook donde aprenderás, en menos de 5 minutos, a crear una propuesta de valor para que tus potenciales clientes se queden pegado a ti como un chicle a un zapato. Gratis, por supuesto.

Suscríbete gratis aquí

Lo segundo que puedes hacer es comprar el libro de Cómo crear una marca personal asquerosa que he publicado hace muy poquito para que empieces a sacarle la pringue al activo más importante que tienes y que más dinero te puede hacer ganar.

👉 aquí

Quizá te preguntes...

¿Quién se puede beneficiar de todo esto?

Principalmente personas emprendedoras que trabajan solas o con equipos pequeños. También con colaboradores, no hace falta que seas el hombre orquesta.

¿Cuesta algo estar suscrito a tu lista?

Nada, cero. 

¿A parte del libro, ofreces servicios o vendes algo más?

Ahora mismo no ofrezco servicios. Hago una formación grupal dos veces al año que es un programa donde lo enseño todo, desde el desarrollo de la marca hasta un sistema para captar clientes. No son videos grabados, son clases en directo donde vas teniendo feedback de todo lo que vas haciendo en todo momento. Voy dando datos en los correos diarios cuando se vaya acercando la fecha.